Bienvenidos a la Fortaleza de la Soledad . La casa de Superman en Latinoamérica.   Click para escuchar el texto de la nota. Bienvenidos a la Fortaleza de la Soledad . La casa de Superman en Latinoamérica. Powered By GSpeech
Fortaleza de la Soledad
Fortaleza de la Soledad
default.jpg
default.jpgsr.jpgacn1.jpgfortaleza1.jpgfortaleza.jpgheader2.jpgfortaleza2.jpg

Superman Returns: Auténtico cine, Madurada Teología


Superman Returns: Auténtico cine, Madurada Teología
+ 0
+ 0

1200406002_superman_3.jpg

Seguimos dándole una cobertura especial en estos días al impacto que tiene Superman Returns en la franquicia de Superman, los altibajos de una producción, para muchos de nosotros muy buena, para otros no tanto.

En medio de esa búsqueda de respuestas con respecto a porqué Superman está siendo tan complicado de seguir en una secuela, o el impacto, ya sea negativo o positivo, que tuvo Superman Returns en la historia, que están haciendo que una segunda entrega se retrase con tanta insistencia, nos encontramos este artículo escrito el 31 de julio de 2006, osea un mes y 3 días después de su estreno, escrito por Toni Boix para ZonaNegativa.com.

Advertimos que este artículo puede herir la suceptibilidad de las personas, pues toca puntos de vista religiosos y los compara directamente con el mito e historia de Superman. Este artículo no representa de ninguna manera el modo de pensar de ninguno de los administradores de la Fortaleza de la Soledad. Lo exponemos aquí, porque nos parece un artículo con una visión interezante y que bien que mal podría ofrecer algunas respuestas a nuestra búsqueda de razones por las cuales Superman esta siendo tan deliberadamente retrasado en el cine.


Superman Returns llama a desprenderse de prejuicios para poder profundizar en su verdadera naturaleza. Ahondando en la auténtica esencia del séptimo arte y en las características propias de los grandes relatos clásicos.

El cine nace balbuceante en sus albores, casi mudo, encontrando su fuerza no en la palabra sino en la imagen. En la imagen que cuenta, como en la pintura, mucho más de lo que muestra. La metáfora visual y el acontecimiento relevante son sus medios de expresión, más que no la explicación pormenorizada y racionalmente verosímil de todo lo que sucede en pantalla. Esclavitud ésta que el cine no heredará de la literatura hasta más tarde.

Y en este sentido podemos decir que Superman Returns es auténtico cine, en tanto en cuanto está repleto de momentos que, desde el silencio, también vienen cargados de un significado que explicita el encuadre, la escena, la imagen y el gesto, en un alarde de enorme maestría por parte de Bryan Singer. La forma en que este director mueve la cámara dan testimonio en todo momento de una puesta en escena meditada y de una habilidad que merece todos los elogios. Los elementos simbólicos también se suceden sin tregua, generando un vaivén de emociones en el espectador que el oscilante ritmo narrativo acompaña según las necesidades de la trama en cada momento.

Es en el apartado argumental de la película donde hallamos más grietas, pero también inmensos logros que se desmarcan de los parámetros que habitualmente suelen acotar al cine moderno y que, por ello, pueden resultar difíciles de apreciar.

Hablábamos antes de los grandes relatos clásicos. Era frecuente en ellos la alternancia de géneros literarios de una escena a la otra. Una oda podía continuar la descripción de una batalla y una lista genealógica preceder a un texto legislativo. La sátira podía derivar en drama y una descripción metafórica podía mezclarse con la de un hecho cotidiano. Algo de esto ocurre también en Superman Returns. A pesar de que el tono de la película parece realista, sobretodo en aquello que rodea al personaje de Superman, el corazón argumental de la misma se inclina hacia el cuento alegórico. Bien lo demuestra la forma en que esta rodada la escena inicial, con un Luthor de opereta aprovechándose de una moribunda acaudalada. Todo lo que tiene que ver con Luthor muestra esta naturaleza surreal. Y es precisamente la gran calidad interpretativa de Kevin Spacey la que consigue que ambos ámbitos de la película, el realista y el surreal, casen sin chirriar demasiado, puesto que su personaje tan pronto resulta ridículo como aterrador.

Así, el plan del villano calvo no pretende en ningún momento ser coherente, puesto que es metáfora pura al servicio del discurso disertativo que la película sostiene. Y es que, también en esto, Superman Returns arriesga. No hay en ella verdadera evolución argumental. Es sólo una dilatada instantánea. No hay auténtica “presentación, nudo y desenlace”. Sólo presentación. No hay progresión literaria. Hay descripción filosófica.

Sabemos que el productor de la película, Jon Peters, ponía siempre las dos mismas condiciones a cualquier creativo que se acercara al proyecto de recuperar a Superman para el cine: Superman tenía que morir y resucitar y Superman debía tener un hijo. Por suerte la lucha contra la Araña Gigante, tercera de las condiciones que Peters solía “proponer”, quedó para Wild Wild West.

Bryan Singer acogería estas condiciones para urdir, junto con el resto de guionistas, a partir de lo ya sembrado en Superman por Jerry Siegel, Joe Shuster, Richard Donner y Mario Puzzo, la única propuesta argumental coherente que le quedaba al alcance. Aunque Siegel, Shuster y Puzzo habían llenado al personaje de referencias divinas y crísticas, Singer se ha atrevido a llevar ese discurso más allá y, en su película, equipara ya sin tapujos a Kal El con Jesucristo haciendo en Superman Returns una adaptación muy libre de la Pasión de Cristo. La de los Evangelios, no la de Mel Gibson.

Un Superman que regresa de su retiro cuaresmal, intentando dilucidar su papel en el mundo, se despide de su madre para iniciar una campaña de “pequeñas y cotidianas” salvaciones individuales que, a pesar de que parecen no incidir en el gran drama mundial, siembran la esperanza en el corazón de la gente.

Después de eso Superman se dirige hacia su Getsemaní particular, la isla de Luthor, donde apócrifamente se supone que Jesús tuvo que enfrentarse por última vez con el diablo. Allí Superman acaba por los suelos, sudando sangre, extenuado. Pero, después de la prueba, tres ángeles acuden a confortarlo, uno solo en el Evangelio.

Ya conocedor del último esfuerzo que le es pedido, bañado en una luz vivificante y divina, acomete el camino de la cruz. El camino que le permitirá extirpar el pecado del mundo, pecado que es todo aquello que nos deshumaniza y nos hace extraños, alienígenas, ante nosotros mismos y ante los demás. El frío y yermo pecado de aristas punzantes que infesta la Tierra, volviéndola incapaz de albergar vida.

Superada su misión imposible, Superman morirá mientras que su madre aguarda ante la entrada del hospital. De la misma manera que María aguardaba esperanzada ante la cruz. Una mujer encontrará la cama/tumba vacía y Superman resucitado se les aparecerá a sus discípulos.

A su hijo. Para quien, parafraseando a Marlon Brando, pronunciará una tierna “canción” de cuna deudora del “Como el Padre me ha enviado a mí, también yo os envió a vosotros” y del “donde dos o más se reúnan en mi nombre, allí yo estaré”.

Y se le aparece también a Lois, con aquel “siempre estaré por aquí” tan reminiscente del “yo estaré con vosotros hasta el fin de los tiempos”.

Es por esto que su final puede resultar anticlimático y el plan de Luthor aberrante. Porque Singer acepta usar las piezas que le marcó Peters y elige utilizar las que Donner le dejó para, desde ahí, alzar su propia voz… aunque no se note. El plan de Luthor sólo en apariencia se asemeja al de la primera película, pues su sentido en ésta es muy otro. Y es así que el director, superando todas las limitaciones, consigue ofrecernos una obra cerrada y consistente cuyo discurso principal trata del mesianismo de Superman. Asumiendo la estructura del Evangelio y la mezcolanza de géneros propia de los grandes relatos, tan presente en la Biblia. Haciendo cine. No exento de fallos. Pero cine de lujo.

Fuentes:

http://www.zonanegativa.com/?p=3220

Sobre el autor
superman
Autor: superman
Jefe de Redacción
Director
Otros artículos de este autor

Share


Click para escuchar el texto de la nota. Powered By GSpeech